no es amor

no, no es amor
Lo ví­ en el paradero, un poco antes. La micro estarí­a llena y no habrí­a cómo evitarlo. En realidad, apenas lo ví­. Sabí­a que era joven (yo lo era más) pero ya no de colegio, flaco y de pelo negro. Casi nadie, cualquier retrato hablado. Mientras esperábamos me dediqué a mostrarme un poco. Bastante fácil, tampoco habí­an tantas distracciones. Cuando llegó la micro los dos subimos. Yo antes. Apenas cabíamos. Muy luego, aún en la escalera (pero la escalera duró bastante) pegué mi culo contra él. Estábamos apretados, no era mi culpa. Yo llevaba un vestido que era como una polera de invierno, cosas de la época. Me pegué más. El mensaje estaba claro, él reaccionó. Nadie dijo nada. Nunca me di la vuelta. En el pasillo nos frotábamos. él me respiraba en la oreja, se pegaba a mi cuello, me tomaba de la cintura. De pronto yo dije: aquí me bajo. Me bajé. Él se bajó conmigo. Tremenda volada, dijo. Me preguntó algunas banalidades: nombre, colegio. Yo no haí­a dejado de caminar y ya iba llegando. Paré antes. Pidió mi teléfono, para que nos volviéramos a ver. Mira, le dije, yo no quiero verte. Esto no es amor, viste?

(esto apareció en el claneta, originalmente


//////////////////////////////////////////
  1. Paola Gutierrez

    Preciso pero… no le darí­an el cel? La vida es un flipper con una sola vida.

    Reply