máquinas realmente sexies

OG102ccloseup.jpg
Me encantan estas máquinas ¿sexuales? (todaví­a no encuentro un término bueno) tan poco antropomórficas. Desde el punto de vista de ellas, debiera ser una revolución en su canon estético: la liberación de la ergonomía, pero, en realidad, siempre ha sido una corriente, tal vez underground. Porque, digámoslo, la humanidad está sobrevalorada y estas máquinas son probablemente un paso adelante en nuestra dominación. Un proceso lento y sostenido y que recibimos con confianza e ingenuidad pasmosas. O tal vez sólo con el agradecimiento por la posibilidad de restricción total y la liberación del yo. Porque… qué otra cosa se busca en la sumisión completa?


//////////////////////////////////////////
  1. ?, parece que ando cada dí­a más idiota, la verdad es que no entendí­ el post, no se si con esas máquinas uno se puede pegar un polvazo, en cuyo caso hablariamos de polvo o de masturbación?, ademas la frase “un paso adelante en nuestra dominación” me confunde aún mas, yo entiendo que lo contextualizas en un modo digamos hegeliano de vivir el sexo (le puse mucho?), la figura dialectica del amo y el esclavo, pero por algún motivo en particular (quizas el exceso de televisión), me da la impresión de estar escuchando a bender “besa mi plateado trasero”

    Reply
  2. ah, por sierto, parece una de esas máquinas que le lanzan pelotas a los tenistas,…… o será que esas másquinas parecen falos que arrojan con gran velocidad y a gran distancia sus fluidos??, lo último, fui a la página que las distribuye y luego de verla, bueno me imagino que esa era la mina de darth vader

    Reply
  3. pornosocial

    viste que estaban como “extreme restrain”? en todo caso, es una tesis tan personal como discutible, pero no creo ser la única que vincula máquinas, especialmente no antropomórficas, con sumisión completa. y la sumisión completa con disolución de la voluntad y el yo. es tema en desarrollo, de cualquier modo

    Reply
  4. wow, extreme restrain!!! la verdad no lo habí­a notado (y se supone que soy observador), bueno voy a investigar un poco mas al respecto, sucede que estoy generando un pequeño proyecto artí­stico consistente en máquinas o más exactamente mecanismos sexuados y sexuales, cómo referentes tomo en cuenta a Giger, Cronenberg, y claro, cómo no; Picabia y Duchamp.

    Reply