acerca de las posibilidades narrativas de YouTube, o la humanidad está sobrevalorada

20071107elpepuint_17.jpg

Un chico de una escuela en Finlandia, en la mejor tradición estadounidense, mata a 8 a tiros. El nuevo giro dramático? lo anuncia antes. Dejó, a la manera de Seung-hui Cho, un manifiesto por el que no será recordado porque no hay en él nada interesante, pero sabiendo que tampoco necesita hacer nada más creativo que asesinar sin causa clara. Es la violencia el nuevo porno? sí, y no es necesario siquiera sacarse la ropa para ser conocido. Se puede ejercer en cualquier parte: la cola del supermercado, la cocina, la calle. Y se necesita un motivo cualquiera: la micro que no pasa, la comida fría, el color de la piel. La censura se enreda con el derecho a informar y la libertad de expresión, y para registrarla sólo neecsito un teléfono. se puede pedir más?

update: Cho, un modelo a seguir


//////////////////////////////////////////