be my sugar daddy

No es una noticia que es difícil tener dinero mientras se estudia, y que son los últimos años en los que realmente va a quedar bien esa ropa tan mona. Y que quienes pueden pagar esas cuentas ya no están tan jóvenes ni tampoco sus parejas legítimas. Pueden llamarlo prostitución. Yo lo llamo un acuerdo […]

Chile, país de emprendedores

O, también, acerca de la picardía nacional. Una suerte de servicio de prostitución on demand o más bien delivery, en el archipiélago de Las Guaitecas. El contacto, de una hora, se paga con 20 mallas de almejas (25 kilos por malla), o 12 bandejas de erizos, o 40 mallas de choritos (sin chistes, por favor) […]