que me limpie la cocina

La cocina como lugar erótico es ya un lugar común: un espacio dominado por mujeres, en el que placer y trabajo no tienen bordes definidos, para horror del mercado, en el que conviven preparaciones y elementos vivos o recientemente muertos. El sobrio de Vermeer habría estado consciente de esto y el caballero de la pintura […]

el crimen no (siempre) paga

Hay madres que lo dan todo por sus hijos. Hay madres que son capaces de ir más allá de sus propias convicciones y las de su medio social. Hay madres… sí­, hay madres como éstas, de Serradilla del Arroyo, en España, que fueron capaces, incluso, de desnudarse (aunque, por favor, sin mostrar partes pudendas) en […]