Garçons, nº3

Mi edad preferida de los niños es los tres años, porque empieza a verse eso que llamamos personalidad. Algo así diría del nuevo número de Garçons, en el que la novedad va más allá de lo biológico. Felicitaciones. Tweet